21-04-09. El cambio clim谩tico, primera prioridad del Congreso de EEUU.

Bajo la presi贸n del gobierno del presidente Barack Obama, el cambio clim谩tico se ha convertido en una acuciante prioridad del Congreso de Estados Unidos, que esta semana inicia los debates con miras a una ley sobre “energ铆as limpias”. Obama, que tiene previsto asistir a la conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio clim谩tico en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre, quiere demostrarle al mundo que Estados Unidos ha tomado conciencia de lo que est谩 en juego.

Tras dos semanas de receso, el Congreso analizar谩 el tema despu茅s de que la administraci贸n Obama decidiera cambiar el rumbo de la pol铆tica ambiental nacional. El viernes, la agencia de protecci贸n ambiental estadounidense (EPA) declar贸 las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente el di贸xido de carbono (CO2), “peligrosas” para la salud p煤blica. Con esta decisi贸n, la Casa Blanca presiona al Congreso para que adopte una ley antes de fin de a帽o.

“El Congreso trabaja en una soluci贸n de conjunto al cambio clim谩tico, y yo me compromet铆 a presentar una ley sobre energ铆a limpia este a帽o”, escribi贸 el viernes el presidente la C谩mara de Representantes en un comunicado. Como primera etapa, la comisi贸n de Energ铆a y Comercio de la C谩mara de Representantes examinar谩 el tema de martes a viernes. Su presidente, el dem贸crata Enrique Waxman, es autor junto al representante Ed Markey de un primer borrador del futuro texto de la ley.

El ambicioso proyecto prev茅 una reducci贸n escalonada de las emisiones de gases de efecto invernadero: de un 20% respecto a 2005 antes de 2020, luego de un 42% antes de 2030 y de un 83% antes de 2050. Adem谩s, apunta a la creaci贸n de un mercado federal de cuotas de emisiones de gases de efecto invernadero, llamado ‘cap and trade’, para obligar a los m谩s contaminadores a optar por soluciones m谩s verdes. Resta definir las modalidades de adjudicaci贸n de las cuotas -algunos abogan por “permisos de contaminaci贸n” gratuitos para las industrias m谩s vulnerables, como la del acero o el vidrio.

Pero la batalla en el Congreso se anuncia dura, ya que los republicanos e incluso algunos representantes dem贸cratas de estados industriales o productores de energ铆a, ya han expresado sus dudas sobre el sistema de ‘cap and trade’. En la C谩mara, seg煤n una fuente pr贸xima a los dem贸cratas, los responsables de la mayor铆a esperan que se vote un texto antes de las vacaciones parlamentarias de agosto. En el Senado no se ha fijado ning煤n calendario. Por su parte, los industriales cuestionaron la decisi贸n de la EPA. La disminuci贸n de la utilizaci贸n del carb贸n en las centrales el茅ctricas “podr铆a reducir el PIB en 166.000 millones de d贸lares y costar 1,2 millones de empleos”, advirti贸 Scott Segal, director del ‘Electric Reliability Council’, que representa al sector.

Comentar Post